Julio 2023

Actores


Imagen publicitaria de Ginger Rogers para la película Swing Time

Ginger Rogers

El 16 de julio de 1911 nacía en Independence, Missouri, Virginia Katherine McMath, a quien el mundo conocería como Ginger Rogers. Habitualmente recordada como la inmortal pareja de baile de Fred Astaire, Ginger brilló en el musical, en la comedia y en el drama en partes iguales, y desarrolló su carrera en teatro, cine, radio y televisión a lo largo de seis décadas.

Su inicio en el mundo del espectáculo sucedió en 1925, cuando ganó un campeonato de Charleston del estado de Texas que tenía como premio una gira de vaudeville. Tras cuatro años en el circuito, inició su carrera en Broadway y en 1930, con 19 años, fue la estrella del musical de George Gerswhin, Girl Crazy.

Sin dejar las tablas, grabó varias películas en 1930 con la Paramount, aunque el contrato fue cancelado al año siguiente, cuando comenzó a participar de una serie de películas de clase B con RKO. Sus primeros musicales importantes fueron 42nd Street y Golddiggers of 1933, ambas de 1933.

Ese mismo año, la sucesión de inolvidables colaboraciones con Fred Astaire comenzó con Flying Down to Rio, en la que ambos tuvieron papeles secundarios. En total, Ginger y Fred realizaron diez películas juntos: nueve durante la década de 1930, bajo RKO, y un reencuentro en 1949 con The Barkleys of Broadway, de MGM. En ellas, los bailarines se consolidaron como la pareja de baile más memorable de la historia del cine. Entre sus películas más recordadas, se encuentran The Gay Divorcee (1934), Top Hat (1935) y Swing Time (1936).

Durante los años 1940s, Ginger se apartó del mundo del musical para protagonizar diferentes dramas y comedias, entre los que se incluyen Kitty Foyle (1940), Roxie Hart (1942), I’ll Be Seeing You (1944) y la primer película en Hollywood del director Billy Wilder: The Major and The Minor (1942). En esos años, Ginger fue una de las actrices con mayor recaudación en Hollywood.

En la década siguiente, protagonizó varias comedias, incluidas Monkey Business, We’re Not Married y Dreamboat, las tres de 1952, y realizó apariciones ocasionales en televisión. En 1965, volvió a Broadway con el papel principal en Hello, Dolly! y más tarde, en 1985, ocupó por primera vez el rol de directora en una producción de Babes in Arms.

En un intento de revalorizar los múltiples talentos y la versatilidad de Ginger, muchas veces se destaca que fue mucho más que la pareja de baile de Fred Astaire y lo fue. Sin embargo, creemos que haber estado a la par de uno de los mejores bailarines de todos los tiempos y haber contribuido a definir la forma del cine musical de los años 1930s no es poca cosa, ¿no les parece? A continuación, compartimos algunos fragmentos de distintas películas de aquella década donde la podemos ver cantando y bailando, así como dos canciones para las cuales Ginger compuso la letra.

Músicos


Fotografía retrato de Erskine Hawkins

Erskine Hawkins

El 26 de julio de 1914, en Birmingham, Alabama, nacía el trompetista, líder de banda y compositor Erskine Hawkins. Apodado el «Gabriel del siglo XX» por su talento con la trompeta, desarrolló su carrera principalmente durante los años 1930s y 1940s, la era de las big bands.

Desde pequeño estuvo conectado con la música. Durante sus años de escuela, aprendió a tocar la batería, el trombón y el saxo antes de dedicarse de lleno a la trompeta y luego fue alumno de J.T. «Fess» Whatley, también maestro de otros grandes como Duke Ellington y Louis Armstrong.

En la universidad, se unió a la banda ‘Bama State Collegians, de la cual se convirtió en líder y con la que viajó a New York a principios de los años 1930s. En la gran metrópolis, el grupo adquirió mayor popularidad a partir de sus presentaciones en el famoso Savoy Ballroom y, en 1936, llegaron sus primeras grabaciones bajo el sello Vocalion. Para 1938, el nombre del grupo mutó a Erskine Hawkins and His Orchestra y los músicos firmaron contrato RCA para nuevas grabaciones.

A fines de la década de 1930, el grupo de Erskine era una de las orquestas recurrentes en el Savoy, que alternaba con la de Chick Webb y participaba en «batallas de bandas» con otras grandes orquestas como las de Glenn Miller, Duke Ellington y Lionel Hampton.

En 1939, junto a los saxofonistas Bill Johnson y Julian Dash, Erskine compuso uno de los más grandes éxitos de la era de las big bands. Tuxedo Junction alcanzó el puesto número 7 en los rankings estadounidenses y se conrvitió en la canción distintiva de la banda. Su nombre está inspirado en un salón nocturno del barrio de Birmingham en el que creció Erskine. Al año siguiente, la canción alcanzó el primer puesto de Billboard con la versión de Glenn Miller y fue una de los temas más escuchados durante la Segunda Guerra Mundial.

A pesar del descenso de la popularidad del swing tras la guerra, Erskine mantuvo la banda hasta 1953. Otros grandes éxitos fueron After Hours y Tippin In. Durante los años siguientes, continuó tocando en grupos más reducidos y siguió trabajando hasta los años 1980s.

Cine – Precode


Baby Face

El póster pertenece a su correspondiente autor.

Reseña de Mery Linares

@meryandthemovies

Si tenemos que hablar de una película esencial en la filmografía de la gran actriz Barbara Stanwyck, sin dudas debemos mencionar a la película Baby Face, perteneciente a la era pre-code y también parte de la camada de historias en las que la actriz retrata a la mujer de clase trabajadora en los años 1930s. 

Baby Face es un film que no temió en ilustrar el poder de la mujer y que aprovechó al máximo el vigor y la vivacidad de la actriz para encarnar a Lily Powers, una mujer decidida, tenaz y consistente en sus ideales. Tanto el guionista Darryl F. Zanuck como Barbara Stanwyck trabajaron juntos en el desarrollo del guión y así es como la actriz acarrea con tanta naturalidad y vehemencia al personaje de Lily Powers. 

Esta película está dirigida por Alfred E. Green y se centra en la historia de una camarera que trabaja en el bar de su padre en una pequeña ciudad industrial de Pensilvania, en donde tiene que aprender a combatir las malas costumbres de los hombres que la rodean. Cuando su padre muere, se traslada a Nueva York con su criada, donde aprovechará su experiencia y su sexualidad para usar a los hombres y así escalar posiciones en el mundo de los negocios.

El tema central de la película es el paso de la miseria a la fortuna, pero la discusión permanece, hasta el día de hoy, en cómo el personaje de Lily Powers utiliza su sexualidad en función de un progreso personal. Cada vez que Lily Powers consigue un mejor trabajo gracias a su poder de seducción, la cámara registra, a través del exterior de las ventanas, el ascenso de la protagonista a través de la metáfora del rascacielos.

Todo esto proviene del principio del relato, cuando Lily recibe el consejo de un amigo zapatero que era devoto de Nietzsche, quien le dice que tiene que hacer lo que el filósofo predica: ser su propia ama y usar a los hombres a su conveniencia. 

«ll life, no matter how we idealize it, is nothing more nor less than exploitation.» That ‘s what I’m telling you! Exploit yourself! Go to some big city where you will find opportunities. Use men! Be strong! Defiant! Use men to get the things you want!”

En este punto se abre el debate: ¿es empoderante ver a una mujer comandar su sexualidad o es una suerte de explotación? Y lo cierto es que en el film convergen un poco los dos opuestos y es eso lo que lo hace tan interesante. Una cámara que recorre desde las piernas hasta el rostro de la actriz hace, por un lado, del cuerpo un objeto y, a la vez, nos enseña cómo los hombres miraban en aquel momento. También el film nos manifiesta que el sexo es un trabajo, en concordancia con el feminismo del siglo XXI. 

Por todo esto, Baby Face sigue siendo revolucionaria hasta la actualidad, ya que elabora un personaje femenino que es autónomo en su sexualidad y que utiliza su encanto y belleza como medio de resiliencia y escudo en una sociedad en la que la economía, el machismo y el modernismo aplastan. Pero, sobre todo, tiene una de las relaciones más sororas poco vistas en aquel momento, en la que el personaje de Lily Powers protege a su criada Chico, interpretada por Theresa Harris, contra viento y marea. Entre Lily y Chico habita una hermandad implícita que las ayuda a sobrevivir. 

En conclusión, Baby Face es un manifiesto sobre la libertad y ambición femenina que habita en la actuación tan naturalista de Barbara Stanwyck, que consigue que el personaje de Lily Powers tenga una fuerza y una determinación admirables.

Baile


James Cagney & Bob Hope

El comediante y el gángster que podía bailar. Los geniales Bob Hope y James Cagney dan muestra de sus orígenes en el mundo del vaudeville con este espectacular número de tap en la película The Seven Little Foys (1955).

Cine mudo


Blackmail

Foto de perfil de Daniela Oliva Barría

Reseña de Daniela Oliva Barría

@danu.cinefilia

Thriller psicológico dirigido por Alfred Hitchcock en 1929, Blackmail es una de las primeras películas sonoras británicas y la primera sonora del director. No obstante, hemos decidido incluirla en esta sección ya que es un gran ejemplo de la transición del cine mudo al sonoro. Si bien en un principio fue enteramente filmada sin diálogos, la popularidad del sonido llevó a la productora a crear una versión con texto, que conserva un comienzo de ocho minutos mudos. 

Luego de una discusión con su novio, Alice se encuentra con un talentoso artista joven al que conoce en un restaurante. En el estudio, ella se divierte jugando y probándose vestidos, sin sospechar que él pretende abusar sexualmente de ella. Los intentos de Alice por defenderse culminan… ¡en un asesinato inesperado! Es este hecho el que desencadena los chantajes de un desconocido. Por su parte, al detective Frank, el novio de Alice, se le designa esclarecer este crimen desconociendo que su prometida está involucrada.

Los personajes envueltos en problemas criminales suelen ser una constante en el cine de Hitchcock. Estar en el momento equivocado con la persona equivocada o volverse prófugos de la justicia por accidente es uno de los terrores más recurrentes en el cine del director británico.

Aunque se trata de una de sus primeras películas, Alfred ya deja en evidencia su dominio magistral a la hora de crear tensión y conflictos morales. Pese a su temprano estreno en la historia del cine, el film hoy parece una cinta fresca, con una narrativa moderna para la época de finales de los años 1920s, y con una fotografía simplemente deliciosa. Blackmail es una obra maestra. Podemos asegurar que estos 88 minutos de tensión nos recuerdan por qué Hitchcock fue, es y seguirá siendo el padre del suspense.

Radio


Louis Armstrong Plays W.C. Handy

¿Qué mejor que realizar un viaje al corazón del blues de la mano de Satchmo? En este álbum de 1954, Louis se une a sus All Stars para homenajear las maravillosas composiciones de W. C. Handy, el principal impulsor del blues durante el siglo XX.

Además de Louis y su inconfundible sonido -tanto en voz como en trompeta-, el grupo está formado por Trummy Young en el trombón, Barney Bigard en el clarinete, Billy Kyle en el piano, Arvell Shaw en el contrabajo, Barrett Deems en la batería, y por la voz de Velma Middleton.

Algunos de los clásicos del blues que componen el álbum incluyen The Memphis Blues, Beale Street Blues y una espectacular versión del mítico St. Louis Blues.

Grabado entre el 12 y el 14 de julio de 1954, este álbum es considerado como uno de los mejores discos de Louis de los años 1950s. Sin dudas, se trata de un homenaje imperdible para cualquier fanático del jazz y del blues.

Cine – Comedias


Gentlemen Prefer Blondes

El póster pertenece a su correspondiente autor.

Reseña de Mery Linares

@meryandthemovies

Los caballeros las prefieren rubias: una amistad para celebrar

Para homenajear el mes de la amistad, qué mejor que hacerlo con una de las amistades más incondicionales que la pantalla grande del Hollywood dorado nos ha regalado: la confraternidad de las adorables cantantes Lorelei Lee (Marilyn Monroe) y Dorothy Shaw (Jane Russel) en Gentlemen Prefer Blondes

En 1953, las icónicas actrices generaron un dúo magnético y leal dentro y fuera de la pantalla ya que ambas se convirtieron en grandes amigas y es así cómo pudieron desplegar esa química a lo largo de todos los números musicales y todas las escenas cómicas de la película.

La entretenida película es un musical adaptado de una obra de Broadway y está dirigida por el ejemplar Howard Hawks. El film se centra en la amistad de dos cantantes, Lorelei Lee y Dorothy Shaw que, aunque con dos personalidades opuestas, son totalmente incondicionales.

Lorelei está comprometida con el pudiente Gus Esmond (Tommy Noonan) pero el padre millonario de Gus desconfía de ella, ya que piensa que es una cazafortunas. Un día, las talentosas amigas deciden abordar un crucero a París, sin advertir que el padre de Gus contrató a un detective para perseguirlas y reportar pruebas para arruinar el compromiso. Este crucero será un viaje de mucha comedia de enredos, con una química extraordinaria entre las actrices que genera bromas en el momento exacto.

Este par de amigas son sensuales, aventureras, divertidas y, sobre todo, leales. Aunque el relato se encarga de pintarlas como el agua y el aceite, ambas están enlazadas por una amistad que ningún hombre puede destruir. De todos los enredos que se tejen en la historia, Dorothy y Lorelei se sostienen, se protegen y nunca se enfrentan.

Gentlemen Prefer Blondes es un retrato de una amistad verdadera en la que no hay lugar para los celos, ni la vanidad, ni las inseguridades, porque así son the girls from Little Rock. Aunque estén del lado equivocado de las vías, al menos están juntas. 

TV


Rosemary Clooney en Ed Sullivan

El 3 de julio de 1960, la cantante Rosemary Clooney deleitó a la audiencia del programa de Ed Sullivan con su interpretación de la canción For You. Pueden disfrutarla a continuación.

Conseguí el póster de tu película favorita

  • 21cm x 29.7cm
  • Papel fotográfico brillante
  • Impresión de alta calidad
  • Más de 30 modelos para elegir

Escuchá el último episodio de nuestro pódcast