Cover Girl

El póster pertenece a su correspondiente autor.

El 6 de abril de 1944 llegó a los cines de Estados Unidos un musical diferente. Cover Girl, dirigida por Charles Vidor, reunió por primera y única vez a Rita Hayworth y Gene Kelly, y fue la película que los posicionó a ambos como estrellas del cine musical. Cuenta la historia de Rusty Parker, una bailarina que debe elegir entre el lujo y la fama de Broadway y su verdadero amor, Danny McGuire.

Para la fecha de producción de la película, Rita Hayworth ya había protagonizado dos musicales junto a nada más y nada menos que Fred Astaire unos años antes: You’ll Never Get Rich (1941) y You Were Never Lovelier (1942). La dupla con Gene no fue menos exitosa, tanto desde el lado comercial como desde el artístico. Con esta colaboración, Rita se convirtió en la primera de seis mujeres en bailar con ambos bailarines.

Gran parte del film es una exhibición del talento y la belleza de Rita. Se incluyen una gran cantidad de números musicales que combinan el tap, el ballroom y el chorus line con el humor de la tradición del vaudeville. El uso del technicolor, en una de las primeras experiencias de Columbia con la técnica, contribuye a acentuar la parte de la trama vinculada al mundo de la belleza y el modelaje. Esto se enfatiza especialmente en la escena en la que se muestra el proceso de maquillaje de Rita antes de una sesión fotográfica. Además, el film presenta un enorme despliegue de vestuario y puede ser analizado prácticamente como un catálogo de la moda de los años 40.

Por su parte, Gene Kelly había tenido su primera película musical de moderado éxito en 1942 con For Me and My Gal, junto a Judy Garland. Luego de una serie de roles pequeños o secundarios en MGM, el estudio lo prestó a Columbia, en donde pudo, por primera vez, crear sus propias coreografías en un film.

Para quienes están familiarizados con el trabajo de la dupla Kelly-Donen, no podrán evitar notar la cantidad de elementos que anticipan sus posteriores colaboraciones de los años 50. Los ingredientes humorísticos y las referencias al vaudeville, la inclusión del personaje cómico de Phil Silvers, el uso de sets amplios para grabar secuencias de baile en menor cantidad de tomas; todo grita Singin’ in the Rain.

Pero esta película no es solamente una anticipación de lo que esta por venir o un ‘precedente’. Una de las cuestiones que más la identifican es la innovación técnica que supuso la escena denominada «Alter-Ego Dance», en la que Gene baila con su propio reflejo. Esto lo lograron a través de una técnica de superimposición que hacía que el doble pareciera un fantasma. Stanley Donen fue clave en la preparación y edición de esta memorable escena.

Además del gran logro técnico, pocas veces utilizado en cine y una novedad total en el cine musical, la escena es una evidencia contundente del talento excepcional de Gene, quien grabó ambas secuencias por separado con un nivel de precisión increíble. También es un interesante ejemplo del uso de un número musical para mostrar el conflicto interno de un personaje en un contexto dramático, un recurso no tan frecuente en el cine musical de la época. Si observamos la coreografía y el estilo, podemos ver pequeños anticipos coreográficos de la fantasía de An American in Paris.

Cover Girl no es únicamente una gran reunión de talentos, una historia a la vez simpática y dramática que resuena en los espectadores o un conjunto de buenos números musicales. El film es el primer capítulo de una historia que marcaría al género para siempre: la de Gene Kelly como director y coreógrafo. El éxito de Cover Girl sirvió para que MGM entrara en razón y le otorgara finalmente la libertad creativa que Gene necesitaba para transformar y moldear el cine musical que estaba por venir. No sólo eso, sino que no lo prestaron a otro estudio nunca más.

Conseguí el póster de tu película favorita

  • 21cm x 29.7cm
  • Papel fotográfico brillante
  • Impresión de alta calidad
  • Más de 30 modelos para elegir

Escuchá el último episodio de nuestro pódcast