Los esenciales dorados de Marlon: 4 películas de Marlon Brando

Artículo de Mery Linares

@meryandthemovies

El pasado 3 de abril, en el cielo había una estrella de Hollywood brillando más fuerte y es que Marlon Brando hubiese cumplido 100 años. A propósito de este centenario, vamos a repasar en Edición Sunset algunas de las historias que Brando nos dejó en la época máxima del Hollywood dorado. 

Marlon Brando es un actor que recordamos hasta el día de hoy por el realismo y naturaleza de sus interpretaciones y por su prolífica carrera. Luego de la mítica ‘luz, cámara, acción’, el actor sabía cómo jugar a cualquier cosa, desde figuras históricas hasta jóvenes rebeldes o héroes y villanos.

Marlon Brando es una de las estrellas más influyentes que definió el arte de actuar en el siglo XX. Y su filmografía revela a un actor enérgico, impredecible, intuitivo y visceral que tenía la capacidad de conectar con la escena y el personaje con una naturaleza pródiga.

Además, vale aclarar que el actor perteneció a la primera camada de actores que aprendieron su oficio en el ‘Actors Studio’ en Nueva York, en el que eran entrenados bajo el Sistema Stanislavski o el arte de experimentar, aunque Brando siempre reconoció que todo lo mejor lo aprendió de Stella Adler, su gran maestra, y del director Elia Kazan, uno de los fundadores. Acá va un recorrido en los primeros años de Brando, cuando el actor incendiaba la pantalla de los años 50 con sus interpretaciones que, como diría Al pacino en una entrevista con TCM, ‘después de Brando, todo cambió para siempre’.

1. A Streetcar Named Desire (1951)

Póster de la película A Streetcar Named Desire
  • Dirección: Elia Kazan
  • Guión: Tennessee Williams, Oscar Saul (adaptación)
  • Producción: Charles K. Feldman
  • Compañía productora: Warner Bros.
  • Basada en: la obra A Streetcar Named Desire (1947) de Tennessee Williams
  • Año: 1951

Marlon Brando cambió para siempre la actuación como Stanley Kowalski en «Un tranvía llamado deseo». En esta interpretación, Brando personifica a un rudo, entrega diálogos con aspereza, emana una sexualidad sudorosa y casi salvaje y, en su mirada hambrienta, vemos la promesa de violencia. Estas fueron las marcas que establecieron al actor como un nuevo fenómeno cinematográfico.

La diferencia pronunciada entre los estilos de Brando y la actriz Vivien Leigh añadieron una electricidad palpable, además de las confrontaciones entre Stanley y su cuñada. Tanto Brando como Leigh recibieron elogios por sus actuaciones, así como nominaciones al Premio de la Academia, aunque solo Leigh ganó el premio a mejor actriz.

2. The Wild One (1953)

El póster pertenece a su correspondiente autor o propietario.
  • Dirección: László Benedek
  • Guión: John Paxton, Ben Maddow
  • Producción: Stanley Kramer
  • Compañía productora: Stanley Kramer Pictures
  • Basada en: el cuento Cyclists’ Raid (1951) de Frank Rooney
  • Año: 1953

El estilo de Marlon Brando para personificar al líder de la pandilla de motociclistas rebeldes, Johnny Strabler, en The Wild One, se convirtió en una imagen perdurable en la cultura popular. 

Para la construcción de este personaje, Brando conectó con su pasión por las motocicletas; se dedicó a practicar su técnica de conducción y eligió personalmente su vestuario, el cual usó en el camino hacia el estudio como de regreso a casa. Además, Brando se pasó tiempo con pandillas reales de motociclistas para captar sus gestos y su forma de hablar.

Como lo dijo el propio Marlon en ‘Las canciones que mi madre me enseñó’, ‘Siempre he pensado que Johnny (El Salvaje) se refugió en su estilo de vida porque estaba herido,que había tenido poco amor cuando era niño y estaba tratando de sobrevivir a la inseguridad emocional que su infancia lo obligó a llevar a la edad adulta.’

Y si volvemos a reafirmar que Brando ha sido el actor más influyente en Hollywood es porque en varias entrevistas Jack Nicholson ha confesado que el papel de Brando en esta película fue el que lo inspiró a convertirse en actor cuando era niño.

3. Julius Caesar (1953)

El póster pertenece a su correspondiente autor o propietario.
  • Dirección: Joseph L. Mankiewicz
  • Guión: Joseph L. Mankiewicz
  • Producción: John Houseman
  • Compañía productora: MGM
  • Basada en: la obra Julius Caesar (1599) de William Shakespeare
  • Año: 1953

El rol como Marco Antonio fue uno crucial para Brando ya que la audiencia pudo conocer otro tipo de registro en él, no sólo por los diálogos Shakesperianos sino porque también podía probar que estaba a la altura de grandes actores como James Mason, John Gielgud, Louis Calhern, entre otros. 

En la autobiografía de John Gielgud, el actor confiesa que Brando le pidió que grabara uno de los discursos de Marc Anthony para que él pudiera escucharlo. Además, Brando tenía cintas de John Barrymore, el actor Shakesperiano por excelencia, para mirarlas una y otra vez y así mejorar su voz y dicción.

Esta película está filmada en blanco y negro para agregarle esa capa de intensidad dramática que tienen todas las tragedias de Shakespeare. Esta representó su cuarta película en Hollywood y su tercera nominación al Oscar como Mejor Actor.

4. On the Waterfront (1954)

  • Dirección: Elia Kazan
  • Guión: Budd Schulberg
  • Producción: Sam Spiegel
  • Compañía productora: Columbia
  • Basada en: los artículos Crime on the Waterfront (1948) de Malcolm Johnson
  • Año: 1954

En esta película encontramos la interpretación ganadora del Oscar de Marlon Brando como Terry Malloy, un boxeador desalentado que navega por el corrupto mundo de su sindicato de estibadores y donde se ve tironeado por la corrupción y la moralidad.

Aquí el actor entrega una de las interpretaciones que permanecerá inmortal en los libros de la historia del cine. Su poderosa escena en el taxi con Rod Steiger, quien interpreta al hermano de Terry, es considerada una de las grandes exhibiciones de actuación sentida. La película también marcó el debut en la pantalla de Eva Marie Saint, quien ganó un Oscar a la Mejor Actriz de Reparto por su actuación.

Cabe destacar que ambos actores eran alumnos del ‘Actors Studio’ y es por eso que tenían la integridad y la confianza para improvisar, como la escena donde Eva deja caer su guante, que no estaba escrito en el guión. En lugar de detener la escena, Elia Kazan siguió rodando y Marlon Brando, lo recogió y se lo puso en la mano. Así, ambos logran un ambiente de sensualidad tangible que será propio del estilo de Brando. 

La película recibió 12 nominaciones en total y ganó ocho premios de la Academia, incluyendo Mejor Película y Mejor Dirección. Y como dijo el propio Kazan sobre Brando: «Si existe una mejor actuación de un hombre en la historia del cine en Estados Unidos, no sé cuál es».

Conseguí el póster de tu película favorita

  • 21cm x 29.7cm
  • Papel fotográfico brillante
  • Impresión de alta calidad
  • Más de 30 modelos para elegir

Escuchá el último episodio de nuestro pódcast